De qué hablo cuando hablo de veganismo (mitos y verdades)

sábado, 7 de julio de 2018

Hola hola! ¿Cómo están? Espero que bien y con ganas de aprender cosas nuevas e informarse (o quizá no, porque capaz ya saben todo esto), porque hoy les traigo un post sobre las misconceptions del veganismo; es decir, aquellas ideas erróneas que andan dando vuelta sobre este estilo de vida en particular y que la mayoría de las veces en vez de ayudar solo crean confusión y desinformación. 
Es por eso que en este post informativo la idea es aclarar algunos puntos para que salgan de la duda y que de paso conozcan más lo que es el veganismo

 
La comida vegana es saludable / Todos los veganos son delgados
 Una de las más grandes equivocaciones en torno al veganismo es creer que se trata de una especie de régimen alimenticio para bajar de peso o para ser más saludables, o, una creencia que va de la mano, el creer la comida vegana es básicamente todo lechuga y tomatitos y alguna fruta por aquí y por allá, y que de comida chatarra no vemos nada, que eso de la realidad no podría estar más lejos.
Si bien no es incorrecto decir que la comida vegana en general es más saludable, no lo es en el sentido de que engorda menos o que te ayuda a bajar de peso, sino que es más saludable en el sentido de que no contiene ingredientes de origen animal que de por sí ya vienen con muchas cosas que son dañinas para el cuerpo (hormonas, sangre, pus, antibioticos, etc), pero la verdad es que sólo es un número limitado del total de los veganos los que escogen este estilo de vida por salud ya que la mayoría lo hace por otras razones. 
Como mencioné antes, no es cierto tampoco que los veganos vivamos de ensalada, porque la verdad es que no comemos muchas más verduras y frutas frescas de lo que debería comer cualquier persona con una dieta común y corriente, es sólo que nuestra dieta está basada en plantas, esto quiere decir, que incluso nuestra comida chatarra está basada en ellas, pero eso no quita que el resultado final se vea como esto:

¿Reconocen algunas cosas? ¿Sí? Bueno, es porque muchos de los productos que consumimos normalmente como Oreos, Skittles, Lays y otros son veganos "por accidente" y otros como la hamburguesa que ven a la izquierda se pueden veganizar (sí, incluso el queso!) y quedar igual de buenas que las otras. Entonces no es como que vivamos a dieta, y por su puesto, no todos somos delgados (yo no lo soy para nada), eso varía de persona a persona, dependiendo de como cada uno viva su vida. Por ejemplo, también hay veganos muy sanos, que comen como lo que pueden ver en estas fotos, pero como mencioné antes, eso es cosa de cada uno!



Los veganos no reciben todos los nutrientes que necesitan

Por ahí he escuchado mucho (especialmente de parte de adultos) que las personas que siguen una dieta vegana están en peligro de no recibir suficientes proteínas o vitaminas (como la b12) por el hecho de que no consumimos animales ni productos derivados. Y la verdad es que, en una sociedad en la que comer animales es la norma, es complicado en un comienzo aprender a comer de una manera diferente mientras te aseguras de recibir la cantidad de nutrientes que necesitas, pero siendo ordenado, todo se puede: en primer lugar, las legumbres, la soya y el tofu (alimentos que generalmente se utilizan para suplir la carne) tienen alto contenido proteínico por lo que no solo sirven para intercambiarlos físicamente en el plato, sino que también en su valor nutricional. Del mismo modo, las leches vegetales vienen "recargadas" de calcio, magnesio, zinc, vitamina D y otras vitaminas necesarias para el ser humano, y digo recargadas porque muchas veces su valor en estos nutrientes es el doble que el de sus contrapartes animales (y además tienen el plus de venir sin crueldad, pus, sangre y antibióticos!). Muchos veganos también se inyectan o toman suplementos de B12, que es una vitamina que se encuentra principalmente en la carne animal o incluso toman suplementos de multivitaminicos para asegurarse de recibir de todo de todo, por lo que, como dije antes, solo basta con ser ordenado, cuidadoso y conocer las equivalencias de lo que se está comiendo para cambiarlo por algo más.

Ojo, tengo muy claro que hay personas que por temas de salud, son incapaces de vivir con una dieta vegana, pero son los menos y en casos muy específicos, ya que como dije, hay muchas formas de hacerlo funcionar.

Los veganos son pura moda

El veganismo nació en los años 40, así que difícilmente son una moda nueva del último tiempo, con todo, es verdad que el último par de años ha habido un boom de nuevos veganos (donde me incluyo) y en el que parece que todo el grupo se ha agrandado un montón, puesto que hasta se ven muchos más productos veganos en supermercados e incluso tiendas completas que se especializan solo en este tipo de clientes, pero, (y esta es mi opinión personal) yo no diría que la opción de hacerse vegano es una moda en sí. Déjenme explicarme: el veganismo se ha esparcido rápidamente gracias a documentales y a varias celebridades que han dicho que son veganas (como Natalie Portman por ejemplo), lo que ha contribuido a que más personas al rededor del mundo conozcan este estilo de vida y lo que está detrás, lo que causa que la gente se vuelva vegetariana o vegana en el mejor de los casos, ya que una vez que se conocen los detalles, es muy difícil ignorarlos.
Entonces, si bien el veganismo está en boca de todos (moda?) la elección de hacerse vegano es una cosa ética y más bien personal, ya que es un cambio de vida muy radical y no algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Por supuesto que no voy a negar que hay un número de gente que sí lo hace porque está de moda o porque la amiga o el youtuber o esta persona en instagram es vegana, pero en lo personal no me molesta, porque ayuda igual, aunque después dejen de hacerlo.


Hacerse vegano no hace ninguna diferencia

Probablemente han escuchado alguna vez en sus vidas (o quizás incluso lo han pensado ustedes mismos) que el hacerse vegano en realidad no ayuda en nada, porque igual se mueren la misma cantidad de animales, porque se contamina lo mismo, porque el impacto no existe. Ser vegano no es únicamente no consumir productos de origen animal, es también dejar de usar ropa que tenga pieles u otros productos animales en ellos, dejar de comprar productos testeados en animales o con ingredientes animales (y no sólo maquillaje, también productos de limpieza, cuidado personal, etc), es preocuparse de no estar dañando a ningún animal con ninguna de nuestras acciones y por su puesto que tiene un impacto. En vez de tantas palabras, les dejaré unas infografias porque las imágenes siempre son más amigables de mirar:

¿Cuántas vacas puedes salvar si no te las comes? / 8+ en un mes, 100+ en un año, 300+ en tres años.
Una dieta basada en carne requiere 18 veces más terreno que una dieta vegana. (Esto hace alusión al terreno que se ocupa para la ganadería y para crecer alimento para los animales ganaderos)
Porcentaje de los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático producidos por cada grupo: 19% ganadería, 18% todos los sistemas de transporte combinados.
Población humana de la tierra: 7.383.849.000+ / El número de personas que podría ser alimentada con la comida que se le da a los animales destinados a ganadería: 8.700.000.000+
Una hamburguesa requiere 2500 litros de agua para producirse. Ese es el equivalente a darse duchas por 2 meses.
Si les interesaron todos estos números (si les hicieron ruido, si les causó curiosidad), les recomiendo mucho mucho mucho que vean el documental Cowspiracy, lo había mencionado en una entrada anterior pero en ese entonces no lo había visto. Ahora sí lo vi y déjenme decirles que es buenísimo, no intenta convencer a nadie, no es propagandístico, de hecho, la persona que hace el documental ni siquiera es vegana cuando comienza, es simplemente un documental sobre el impacto de la ganadería en el ecosistema, y está muy pero que muy bien hecho. Ah, y está en Netflix, so win win.

Espero que les haya gustado la entrada, la hice con mucho cariño ♡. Si se me ocurren más cosas, las traeré para hablar de ellas, pero por el momento eso es todo. Nos vemos en la semana!
Un beso
 

1 comentario:

Blue Butterfly dijo...

Me encanta este post - me flipa, y me encantaría que siguieras hablando de este tema por aquí porque me parece muy importante y muy útil como activismo.

Me flipa - no tengo más palabras. :D Voy a recomendarlo por twitter y por instagram. :P

Blue Butterfly

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS