Reseña: They Both Die At The End - Adam Silvera

jueves, 26 de abril de 2018

Título: They Both Die At The End (Al final mueren los dos)
Autor: Adam Silvera
N° de páginas: 368
En un presente alternativo, en el que es posible predecir la muerte con un plazo de veinticuatro horas, Mateo Torrez y Rufus Emeterio acaban de recibir la llamada más temida: la misma que te avisa que ha llegado tu hora final. En circunstancias normales, es poco probable que Mateo y Rufus se hubieran conocido. Pero sus circunstancias no son normales en absoluto. Porque les quedan, a lo sumo, veinticuatro horas de vida. Y han decidido recurrir a Ultimo Amigo, la aplicación de citas que te permite contactar con alguien dispuesto a compartir tu carga. Mateo y Rufus tienen un día, puede que menos, para disfrutar de su recién nacida amistad. Para descubrir cuán frágiles y preciosos son los hilos que nos unen. Para mostrar al mundo su verdadero yo. La nueva novela de Adam Silvera, un superventas del New York Times que ha cosechado un éxito arrollador por parte de la crítica y los lectores. Un libro emotivo, original y extremo, que aborda la cercanía de la muerte para plasmar magistralmente la fuerza arrolladora de la vida, la amistad y el amor. 

Primer y último párrafo del libro:
Primero:
"Death-Cast está llamando con la advertencia que viene una vez en la vida: voy a morir el día de hoy. Olvídalo, "advertencia" es una palabra muy fuerte ya que una advertencia sugiere que algo puede ser evitado, como un auto tocando la bocina a alguien que está cruzando la calle cuando no es su turno; dándoles la oportunidad de retroceder, esto es más como un aviso."
Último:
"Vuelvo a ponerle atención al video, su voz resuena en mis oídos. Cruzo la calle sin un brazo que me sujete."
Trozos varios y sin importancia:
Pág 69: "No soy James Bond, no tengo una guía para esconderme de los tipos malos.
Mierda, yo soy el tipo malo."
Pág 208: "Mateo está teniendo una pesadilla. Me siento a su lado y sujeto su brazo para salvarlo."
Pág 322: "-No me golpees -digo-, pero obviamente me gusta Rufus y a él le gusto yo, y lamento nunca haberte dicho que Rufus es alguien quién podría gustarme."
 
Opinión: Espero que They Both Die At The End sea un libro del que hayan escuchado mucho últimamente, porque la verdad es que lo disfruté un montón, y me muero de ganas de que ustedes también lo lean y lo disfruten. Si ya leyeron More Happy Than Not -o, Recuerda Aquella Vez en español- sabrán que Silvera no se anda con rodeos para hacer sufrir a sus lectores (ya ni siquiera quiero pensar en que me espera cuando lea History Is All You Left Me) y que tiene cierta fascinación con dejar a sus personajes morir, así que ni el título ni la trama de este libro, ni el hecho de que me haya dejado el corazón en pedacitos es sorpresa para nadie, pero vamos desde el principio.

La historia comienza con una llamada de Death-Cast a uno de los personajes principales, Mateo, en la cual le avisan que morirá en las próximas 24 horas. Mateo es un chico que tiene terror del mundo, sale sólo para lo que es necesario y siente que ha desperdiciado su vida teniendo miedo.
Una hora más tarde, Death-Cast llama a Rufus, quién no ha tenido una vida fácil este último tiempo, pero que a pesar de eso, no está listo para morir. Extrañas circunstancias llevan a ambos a utilizar una aplicación para conocer a un "último amigo" y es ahí donde se encuentran, decidiendo entonces pasar las últimas horas de vida que les quedan juntos, y a ayudarse el uno al otro aprovechar al máximo lo poco que les queda de vida.

Ahora, al igual que en su primer libro, Silvera utiliza elementos de ciencia ficción en un mundo que aparentemente es exactamente igual al nuestro excepto por algún pequeño detalle, en este caso, el hecho de que una compañía te avise telefónicamente que morirás en el plazo de 24 horas. El autor utiliza este elemento para construir la historia, y a pesar de que quizás al comienzo nos puede parecer extraño, es evidente que para los personajes del libro esta es una realidad cotidiana que no se cuestionan, y rápidamente como lectores nos vamos sintiendo del mismo modo, como si este sistema no fuera una completa locura. Si bien sé de algunos a quienes no les ha gustado esta particularidad de Silvera, debo decir que a mi me encanta: me da la sensación de estar leyendo un libro coming-of-age cualquiera, nada de ciencia ficción o lo que sea, cuando en realidad es así, y al final la lectura me resulta muy amena (porque la ciencia ficción no me gusta, pero descubrí que la disfruto en pequeñas dosis). De la misma manera, el autor introduce el tema de la homosexualidad/bisexualidad en este libro sin darle mayor importancia o protagonismo, y aunque sé que quizás es la razón de que muchos nos hayamos visto atraídos a las historias de Silvera en primer lugar, dejenme decirles que no es su foco principal, pero sí uno de sus puntos fuertes (si es que eso tiene algún sentido para ustedes).

Pero si de hablar de puntos fuertes se trata, creo que lo mejor de esta historia es como se van desarrollando y creciendo los personajes, no sólo Mateo, que es quizás quien tuvo el cambio más dramático y notorio, sino también Rufus, que volvió a encontrarse consigo mismo y con la paz que merecía. El autor logra que estos cambios no sean bruscos, y construye la historia de tal manera que Death-Cast, la muerte, e incluso el romance sean factores que contribuyan a este cambio y que a la vez lleven el hilo conductor de la novela.

Hacia el final del libro lloré bastante, pero no terminé hecha un mar de lágrimas como había previsto que ocurriría, quizás porque desde que uno lee el título sabe que ambos personajes morirán al final, y quizás lo único que me hizo llorar fue lo mucho que me encariñé con ambos chicos a lo largo de la novela (a pesar de que sabía que no debería haberlo hecho, ugh), pero puedo asegurarles que si leen este libro sí o sí les llegará al corazón de una u otra manera, y que no deberían perdérselo (aunque aquí entre nos, tampoco deberían dejar de leer More Happy Than Not, que sigue siendo mi favorito).
 Quizás mi única queja en torno a esta novela es que le faltó intensidad, pero solo comparado con las expectativas que tenía: me refiero a que, uno espera que un libro que habla sobre una muerte anunciada sea heartbreaking, pero este no fue tan devastador (tampoco lo fue Crónicas de una Muerte Anunciada, so I should've known) comparado a lo que esperaba que fuera, probablemente si lo hubiera leído sin la expectativa de quedar destruida, lo habría disfrutado mucho más, así que cuidado con eso. 



1 comentario:

Sandry dijo...

Holaa
Le tengo unas ganas enormes, pero enormes jaja
Un besito^^

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS