15 oct. 2017

Reseña: Gone Girl - Gillian Flynn

Título: Gone Girl (Perdida)
Autor: Gillian Flynn
N° de páginas: 463
"¿Quién eres? ¿Qué nos hemos hecho el uno al otro? Estas son las preguntas que Nick Dunne se encuentra preguntando la mañana de su quinto aniversario, cuando su esposa Amy desaparece sin explicación. La policía sospecha de Nick. Los amigos de Amy revelan que ella le tenía miedo, que ella le guardaba secretos. Él jura que no es verdad.
Una inspección de la policía en su computadora muestra extrañas búsquedas en internet. Él dice que el no las hizo. Y luego están las persistentes llamadas en su teléfono celular. Entonces, ¿qué le pasó a la bella esposa de Nick?" 

Primer y último párrafo del libro:
Primero:
"Cuando pienso en mi esposa, siempre pienso en su cabeza. Para comenzar, en su forma."
Último:
"No tengo nada que añadir. Sólo quería estar segura de tener la última palabra. Creo que me gané eso."

Trozos sin importancia:
Pág 49: "Necesitaba una constante corriente de aprobación. "Literalmente mentirías, engañarías, robarías -mierda, matarías-, para convencer a las personas de que eres un buen tipo" dijo Go una vez."
Pág 187: "-Escucha un momento -dice-, te sientes bien contigo mismo. Completamente bien, quizás por primera vez. Y luego ella ve tus defectos, se da cuenta de que eres solo otra persona común con la que tiene que tratar."
Pág 300: "-Espero que no sea verdad -dice-, que él la mató. Sería lindo pensar que quizás sólo se fue, que se escapó de él, y que se está escondiendo en un lugar seguro."

Opinión: Perturbador. Molesto. Enfermante. Enervante. Me faltan palabras, probablemente, para definir el tipo de experiencia que implica leer Gone Girl y vivir para contarlo (? Hacía tiempo que no cerraba un libro con una sensación de enojo tan grande, de malestar, de rabia probablemente, porque estaba todo tan mal, pero a la vez, con una sensación de triunfo, porque acababa de terminar un libro que desde la primera a la última página me había atrapado sin soltarme y que sin ninguna duda se había convertido en uno de mis favoritos. La pregunta es: ¿Se puede odiar y amar un libro al mismo tiempo?, y mi respuesta: lamentablemente (o afortunadamente) sí. 
Para mí un buen libro es aquel que te hace sentir algo; no necesariamente algo bueno, pero sí algo intenso, algo que se sienta fuerte en el pecho y que no se vaya rápido ni fácil. Un libro en el que no sea fácil dejar de pensar cuando haces una pausa en la lectura, y menos aún una vez lo acabas. Para mi, no importa si esto porque el libro te llena de alegría o porque te hace miserable, el punto es que genere algo, aunque Gone Girl no generó en mí ni pena ni alegría, sino más bien la rabia y desconcierto, básicamente me sentía como el meme ese que dice: are you fucking kidding me? Because I really thought they were.
Ya sé que siempre les digo que no les voy a hablar de la trama del libro porque sería spoiler y blah blah all that Abbie bullshit, pero no les estoy mintiendo, es 100% real no fake en este caso, si les digo una palabra más de las que aparecen en la sinopsis, ya les arruiné por completo el libro: Amy desapareció, están culpando a su esposo, no necesitan (¡ni deben!) saber absolutamente nada más. Lo digo muy en serio, si hubiera visto antes la película, probablemente no habría disfrutado tanto este libro del mal.   
Pero déjenme hablarles un poco del libro en si: La historia es narrada a dos voces, la de Nick, el marido, y la de Amy, que habla desde el pasado en un diario, y nos cuenta la historia que han vivido juntos. Este cambio de narraciones hace que el libro se mueva muy rápido, y nos ayuda a ir descubriendo cosas sin que los personajes nos las digan directamente sino hasta el final, que es precisamente la parte del libro que me dejó más conflictuada, pero que, sin embargo me gustó bastante.
Básicamente, Flynn juega con el lector no sólo porque le da falsas esperanzas, falsa información, sino también porque juega a ponernos tan tensos como no sea casi soportable, o tan fastidiados, o a sentirnos tan confundidos o frustrados con un desenlace como no nos hemos sentido antes. Les digo esto porque realmente no hay forma de que el libro te deje indiferente, y aunque quizás el final no causa en todos los lectores lo mismo, yo creo que definitivamente causa algo. No es un final abierto, tampoco es un final cerrado. Se entiende bien como termina todo, pero es imposible no quedarse pensando en como sigue lo demás. Imposible no pensar en cómo alguien puede ser tan estúpido. 
Otro aspecto que me gustó mucho del libro fue la personificación de los personajes, honestamente, Amy se lleva el premio, es un personaje tan bien construido que me quedé impresionada con la habilidad de la autora, pero decir algo más sería un asqueroso y feo spoiler. Por otro lado, Nick es también un gran personaje (honestamente, siento que en este libro salió todo bien), menos dramático que Amy, pero probablemente más complejo.
Leí por ahí una reseña que decía que este libro era un asco porque básicamente estaba diseñado para que le gustara al lector y que vendiera bien. Miren, no sé nada sobre libros post-modernos donde el autor habla sobre mirar una pared, pero la mayoría de los libros que leemos hoy en día están hechos para vender, y este está muy pero que muy bien hecho, y el talento de la autora es indudable. Júzguenlo ustedes mismos cuando lo lean, pero como dije antes, disfruté este cúmulo de papel de cabo a rabo.
Otra cosa que leí (y de la que voy a hablar básicamente para defenderme a mí misma y a Flynn) es que el lenguaje utilizado es muy básico, porque se usan muchas groserías y se repiten algunos términos, cosa que "no debería pasar porque ambos personajes son escritores". Honestamente, el lenguaje me pareció perfecto, yo misma me considero una persona con un vocabulario amplio y una escritora decente, y en mi vida diaria, probablemente hablo con las mismas palabras y con más groserías que nadie que conozcan. Es lógico, las personas siempre tienen palabras que prefieren, y en una situación de estrés, mucha gente recurre a las groserías, así que si encuentran una queja de este tipo por ahí, ignorenla, porque el lenguaje utilizado por la autora es perfectamente pertinente a la situación (y además ayuda a que el ambiente del libro sea más creíble).
De hecho, déjenme mostrarles mi reacción apenas terminé el libro ayer por la noche:


Muchas groserías, sí. Y hoy estoy aquí expresándome como un ser humano decente. (Ah, a Abbie le molestó ese comentario. You bet it did).
No creo que tenga que decirlo, pero el libro me encantó, se lo recomendaría a cualquiera, a pesar de que para el gusto de algunos es un poco largo. Sí, sí, sí, este libro es un sí absoluto.



 5 / 5

 

2 comentarios:

Irene Marijuán dijo...

¡Hola!

No es la primera vez que veo que este libro causa sentimientos encontrados entre los lectores, pero desde luego, a nadie deja indiferente.
Yo vi la película y aunque me gustó mucho, si lo llego a saber me leo primero la novela que seguro que está muchísimo mejor, pero ahora ya como que no tiene mucho sentido.

¡besos!

Mary-chan dijo...

¡Hola! ^^
Excepto la parte del principio, que se me hizo un poco lenta y pesada, el resto del libro me pareció muy interesante. Una vez se produce el giro en la historia ya no podía parar de leer.

Besos!

Archive

Subscribe

Flickr