9 ago. 2017

Reseña: The Raven Boys - Maggie Stiefvater

Título: The Raven Boys (La profecía del cuervo) 
Autor: Maggie Stiefvater  
N° de páginas: 408
Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar. Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo. Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.

Primer y último párrafo del libro:
Primero:
"Blue Sargent había olvidado cuantas veces le habían dicho que mataría a su verdadero amor."
Último:
"-Creo que ahora es un buen momento para decirte -dijo-, tomé a Chainsaw desde mis sueños."

Trozos varios y sin importancia:
Pág 6: "Maura había decidido en algún momento antes del nacimiento de Blue que era barbarico darle ordenes a un niño, por lo que Blue había crecido rodeada de signos de pregunta imperativos."
Pág 134: "-No pretendas que sabes -dijo-. No vengas aquí y pretendas que sabes algo sobre cualquier cosa.
Gansey se dijo a si mismo que debía seguir caminando. No decir nada más. Y luego dijo:
-Entonces no pretendas que tienes algo de lo que estar orgulloso."
Pág 300:  "-Aunque no sea rico.
-Una verdadera confesión -dijo Blue-. Yo tampoco soy rica."

Opinión: Comencé este libro con emociones más bien mezcladas; por un lado, mis expectativas eran muy altas, ya que toda persona que conozco y los ha leído los ha amado, pero por el otro, lo mismo pasaba con los Temblor, que compré por su maravillosa edición + hype... y que terminé abandonando a las pocas páginas. Aún no sé si lo abandoné porque no era el momento de leerlo o porque simplemente no era para mí, cualquiera fuera la razón, me asustaba un poco volver a adentrarme en la escritura de Stiefvater. Por suerte para mí, todo salió bien.
La historia comienza hablándonos de Blue y su familia de adivinas: su madre y todas sus amigas poseen poderes psíquicos, con lo que respecta a Blue, parece que la reserva se había acabado, pues su único talento es servir de 'amplificador' para los poderes de los demás. Paralelamente se nos presenta a los Raven Boys, un grupo de chicos que asisten a un colegio carísimo y que se ganaron ese apodo por el cuervo que aparece en sus uniformes, básicamente, Blue los odia pero termina juntándose con ellos de una forma difícil de explicar si se quieren evitar los spoilers.
No se preocupen de que esta sea la típica relación de chica pobre y chico rico que es un encanto, pues los personajes y las relaciones que se construyen entre ellos son mucho más profundas que eso, por lo que, al menos yo, siento que no existe el peligro de que la historia caiga en un cliché, y no sólo por sus personajes, sino también porque su argumento es el único del estilo que he leído hasta ahora en libros de fantasía, juvenil o no.
El aporte mágico del libro radica en líneas de energía, poderes psíquicos, fantasmas, y una extraña magia producto de estas líneas de energía. La meta de estos chicos: despertar las líneas para conseguir un deseo que podría arreglar sus vidas. Honestamente, con tanto hombre lobo, vampiro y hechicero que anda dando vuelta, me sorprendería que una trama super-natural que no cuente con los típicos elementos no les llame la atención, si ese fuera el caso, tengo que insistirles en que The Raven Boys es una lectura que vale la pena cada página, si bien al comienzo las cosas no se desarrollan muy rápido, hacía el final cae la bomba (o bombas, múltiples bombas) con tanta fuerza que uno no sabe que pensar, sí es que quiere pensar algo. 
La narración de Stiefvater fluye de manera excelente, por lo que leer el libro prácticamente no lleva nada de tiempo, además de que ayuda a que el elemento fantástico se sienta tan real que resulta envolvente. Por si eso fuera poco, me parece que el punto fuerte son los personajes (no es que lo demás sea débil, sólo que los personajes me parecieron fántasticos), sus personalidades me parecieron tan bien construidas, que incluso pude comprender con aquellos que no me simpatizaban, y que, a mi pesar, llegaron a simpatizarme al final.
El único problema podría ser quizás el final abierto, porque sé que a algunas personas les molesta eso, lo bueno es que los libros ya están todos publicados, y la espera para enterarse de lo que sigue no es taaaaaaaaan larga. 
Si no lo han leído, deberían considerarlo, porque es un libro que realmente entretiene, envuelve y engancha, y no se lo quieren perder. Además de que la edición es simplemente preciosa.



 

2 comentarios:

♥Yo Lectora♥ dijo...

Hola!!!! Yo le tengo muchas ganas a esta saga, solo que no he podido hacerme con los libros, que bueno que te gusto. Besos

Alejandra Alcalá dijo...

Hola Abbie, tenía mucho que no me pasaba por aquí pero ya estoy de vuelta -al fin, maldita ingrata XD- el punto es que amo a la saga Raven Cycle, cada uno de los libros se llevó un poco de mi alma con él y estoy enamorada de los chicos y su amistad, va todo más allá de eso y creo que es importante que se sepa.
Entiendo que la fantasía se ha abierto espacio a pasos agigantados y aunque a veces los libros sean una completa basura, existen excepciones cómo éstas.
Nos seguimos leyendo pronto y me encantaría que continuaras leyendo una de mis sagas preferidas, que no te arrepentirás.
Un abrazo enorme...
Nos leemos

Archive