12 oct. 2015

talk about [#1]: book buying ban

Hoy, feriado, les traigo una nueva sección que en realidad no es tan nueva, porque un montón de otros blogs la tienen, pero es nueva aquí en el blog. Como es obvio por el nombre -espero-, esta sección es una de opinión, para hablar especialmente sobre libros, y sobre personas que leen libros, y sobre qué lugar es mejor para leer libros, y cosas así. Y nace principalmente porque a veces quiero hablarles de esas cosas y no tengo lugar donde hacerlo, así que me creé un espacio a patadas.

Book buying bans es el tema que quiero tocar hoy simplemente porque de las cosas que andan dando vuelta por la bloggosfera, es la que me parece más incomprensible. 
En palabras simples, un book buying ban es la prohibición auto-impuesta de comprar más libros por un determinado tiempo y generalmente se produce cuando la lista de libros pendientes o TBR es demasiado alta, nos abruma y nos hace querer llorar.
Ahora, yo entiendo que uno no pueda comprar más libros porque no tiene dinero. A todos nos pasa, algunos lectores tienen más problemas financieros que otros, algunos lectores compran muy pocos libros al año, y eso no es un problema para mi (sería estúpido culpar a alguien por tener otras prioridades económicas). Lo que yo no entiendo es no querer comprar más libros. Que va, por lo que entiendo, el deseo de comprar sigue estando ahí durante un book buying ban, pero el hecho de que la misma persona se prohibió hacerlo es lo que más me  s o r p r e n d e.  

¿Cuántos libros tienes que tener en tu lista de pendientes para iniciar una de estas torturas? Yo en un momento tuve más de 100, y ni siquiera se me pasó por la cabeza. Y es que el placer de comprar libros es demasiado grande. El acomodar a los nuevos integrantes en la estantería, el pasearse un rato entre el mesón de novedades y nuestra sección favorita en la librería, el tomar fotos de los nuevos libros que compramos (placer culpable).

A pesar de que parezco un poco drogada en mis tweets, la verdad es que el peso de la bolsa llena de libros en tus manos al salir de la librería si es una maravilla, y es por eso que no entiendo por qué habrías de prohibirte comprarlos pudiendo hacerlo. Incluso si no tienes espacio en la estantería, hay muchas personas que ponen sus libros en pilas en el suelo. Siempre hay alguna manera.

De todas formas no soy una personas cerrada, si lo pienso, entiendo las razones que una persona podría tener para embarcarse en una de estas atrocidades (sí, soy muy comprensiva), como por ejemplo, las ganas infernales de acabar con los pendientes y la satisfacción personal que eso traería consigo. Como soy buena, investigué un poco y encontré una página que nos da 10 tips para 'Sobrevivir a un Book Buying Ban' y como estaba en inglés les traje la traducción.
  1.  Asegutate de que tu TBR esté tan alta que te sientas culpable comprando más libros. (poco probable en mi caso, ya que la culpa no es un sentimiento con el que me sienta familiar)
  2. Procura estar muy ocupado, así no tendrás tiempo de visitar tiendas de libros, ni siquiera online (otra vez, poco probable en mi caso, ya que no hago nada en todo el día)
  3. Planea un gran evento para la fecha final (¡como una gran compra de libros! eso podría funcionar)
  4. Piensa en una recompensa (!!!) 
  5. En vez de apretar "Agregar al carro" aprieta "Agregar a la Wishlist" (la historia de nuestras vidas)
  6. Piensa en ahorrar para algo importante. O ahorrar solo para ver que tan alto puede llegar tu cuenta bancaria. 
  7. Dale a tus familiares tus tarjetas para no gastar dinero (¿y cómo se supone que viva?)
  8. NO MANTENGAS DINERO EN TU BILLETERA (es un consejo magnifico, pero si le doy mis tarjetas a alguien y además hago esto, no podría comprar ni un chicle)
  9. Compra un montón de chocolate y otras cosas para terapia emocional
  10. Evita Goodreads todo lo que puedas      
 Después de leer todo eso sigo pensando que es una locura. Pero a veces los lectores somos personas a quienes la cabeza no nos funciona del todo bien (tener 70+ pendientes y seguir comprando tampoco es la definición de sanidad mental). 
¿Qué opinan ustedes de todo este asunto? ¿Se embarcarían en un Book Buying Ban o son más bien acumuladores de páginas como yo?
Tell me all about it.




P.D: Reacomodé mis repisas como les dije. Dejenme presumir el resultado. 

4 comentarios:

Lucia Castillo Cabrera dijo...

Yo tampoco entiendo lo del boom buying ban. La sociedad cada día está más rara, suerte que aun quedamos algunos jejeje
Muy mona la estanteriiia

dijo...

Yo no es tanto por no comprar libros sino porque tengo demasiados libros en casa sin leer, y tengo que leerlos porque seguro que me gustan peeeero si sigo comprando no avanzo. Para que te hagas una idea mi lista de libros sin leer (y que tengo en casa) supera la lista de deseos :')

Saludos.

AtomicKitten dijo...

No lo entiendo ni un poco porque comprar mas libros significa MAS OPCIONES CADA VEZ QUE VAS A DECIDIR QUE LEER. YES GIVE ME SOME OF THAT.

Mar dijo...

Ehh lo entiendo un poco perdón. En mi caso compro libros teniendo pendientes pero no tantos porque me siento culpable por los que tengo en espera y porque en el estudio tengo las bibliotecas de mi viejo a mi entera disposición, entonces no quiero gastar plata si no lo voy a leer ya(? por eso compro si lo voy a leer en esos días, son ediciones que no puedo ignorar porque preciosas bbs, los encontré baratos y dije ya foooe vení conmigo ah re

Archive

Subscribe

Flickr