19 feb. 2015

Reseña: Joyland - Stephen King

Nombre: Joyland 
Autor: Stephen King 
N° de páginas: 300
Sinopsis: "Devin Jones es un estudiante de 21 años que consigue trabajo en el verano de 1973 en Joyland, un pequeño parque de atracciones de estilo antiguo, anterior a la llegada de los modernos parques temáticos. Una de las leyendas que corre entre los empleados es que en la Casa de los Horrores habita el fantasma de una chica asesinada allí años atrás. Mientras cumple sus obligaciones diarias, Devin va atando los cabos sueltos que lo llevarán a descubrir la identidad del asesino."   
Primer y último párrafo del libro:
Primero:
"Tenía coche, pero en aquel otoño de 1973 casi todos los días iba paseando hasta Joyland desde la Pensión Beachside de la señora Shoplaw en la ciudad Heaven's Bay."
Último:
"Mike habría querido ver qué altura alcanzaría antes de desaparecer, y yo también. Yo también quería verlo."

Trozos varios y sin importancia:
Pág 50: "El profesor Nako enseña ahora en la Escuela Hogwarts de Magia y Brujería.
Bueno, ¿por qué no? ¿Por qué no, joder?"
Pág 100: "-Suenas como la madre judía de un chiste -dije.
-Soy una madre judía, y créeme, no es ningún chiste.
-Yo soy el chiste -dije-. No dejo de pensar en ella."
Pág 150: "Oía mi respiración. Sonaba áspera y seca. Estaba asustado, ¿vale? Tom me había aconsejado que mantuviera lejos de ese lugar, pero Tom no controlaba mi vida, y Eddie Parks tampoco."

Opinión: Antes que nada, quiero aclarar que Joyland no es el típico libro de terror que uno esperaría encontrar de la pluma del Sr. King. Yo me llevé una decepción, ya saben porque la portada se ve algo intrigante y porque el nombre del autor da luces a que vamos a adentrarnos a una historia siquiera un poco perturbadora. Pero no, nada de eso. Con eso dicho, prosigo a darles mi opinión.
Joyland nos cuenta la historia de Devin Jones -o Jonesy, como lo llaman la mayoría del tiempo-, un chico que pasa uno de sus veranos universitarios trabajando en un parque de diversiones dónde hace algunos años hubo un asesinato. Eso fue en un principio lo que me llevó a comprar el libro, pero a mi pesar, el asesinato solo parece ser un elemento de la sinopsis para llamar la atención del lector, porque si bien es un eje importante en el libro -podría decirse que el principal-, no se le da el enfoque necesario para que sea una cuestión interesante, uno termina por dejarlo un poco de lado. 
En realidad eso me pasó un poco con todo el libro; primer amor, amigos, asesinato, una visión del futuro... los lectores son testigos de como todas esas cosas pasan por la vida de Devin a lo largo de cuatro meses, pero nada parece ser realmente trascendental. Es como si no hubiese climax -que lo hay, pero no se se siente como si lo hubiera-, como si todo fuera muy plano. En ese sentido no dejo de preguntarme si Stephen King quiso lograr ese efecto a propósito; ya ven, el libro está escrito como un viejo contando las memorias de un año que para él fue muy importante, en el que pasaron cosas extrañas y emocionantes, pero es el mismo narrador quien habla de si mismo como si no tuviera el don de contar bien las historias, y quizás es por eso que al asunto le falta un poquito de emoción en las partes que podrían haber sido más "fuertes".
En general, la narración del libro es muy liviana, y mientras te va contando cosas comunes y corrientes te va soltando pistas de vez en cuando del tipo "ah, pero no te olvides que ese año fue el año en que me encontré con el asesino..." solo para dejarte intrigado, y la verdad es que la mayoría del tiempo funciona (esa fue la razón por la que yo seguía leyendo, al menos), pero honestamente, te hace esperar más de lo que finalmente te da. O quizás yo tenía muchas expectativas. Porque, escuchen, el libro es bastante bueno, e incluso el final me dejó con una sensación de opresión en el pecho que solo pude quitarme escuchando las canciones más sensibleras de The Beatles. El único problema es que yo me esperaba más terror, más sangre, más acción. Si están buscando un libro tranquilo, un libro sobre un asesinatos y ferias, Joyland es una buena apuesta. Es perfecto para lectores sensibles que no quieren nada demasiado fuerte. Si son más atrevidos, entonces busquen otra cosa, i'm telling you. 

Puntuación:
 

7 comentarios:

Espectros Literarios dijo...

¡Hola! Stephen es mi escritor favorito. Lamentablemente aún no pude leer este libro, es una lastima saber que no lo disfrutaste tanto. A mí me llama mucho la atención lo que mencionas sobre los asesinatos. Y además, quiero saber porqué te dejó esa sensación de opresión en el pecho y sumado a que desde hace tiempo tengo ganas de leerlo seguro lo leeré dentro de poco. ¡Saludos y felices lecturas! ♥ xoxo. A

Gélida dijo...

Hace unos meses leí un par de libros de Stephen King que no me terminaron de enamorar y ahora ando en busca de algún otro que me llame la atención. Así que gracias por la reseña^^

Saludos.

Mangrii dijo...

Hola :) Me encanta S.King y como no, esta es otra joyita. Sigue con su estilo impecable de misterio, donde tenemos que investigar alguna muerte o sucesos. Aunque no es de mis favoritos, Carrio o El resplandor siempre ganaran para mi, me gusta mucho. Me alegro que lo hayas disfrutado, un besin^^

El pájaro verde dijo...

Creo que no me llama suficientemente la atención, pero gracias por la reseña.
Besos!!

Dana dijo...

¡Hola! No sé si lo dije en otro momento pero amo tus reseñas. Me encanta cuando pones el primer y último párrafo ♥

Leí reseñas parecidas sobre Joyland. O sea, algunos le tiraban muchísimas flores y otros, como vos, decían que era algo ligero, nada que ver con los libros muy típicos de Stephen.
En este caso creo que pequé (?) porque no leí nada del señor King :( Lo haré pronto jajaja.

Besos ^^

Ph dijo...

¡Me encanta Stephen King! Ese todavía no me lo he leído, pero lo tengo en la lista! Un besi!

The Positive Side dijo...

Muy buena reseña pero el libro no me llama. Beso grande y te espero en mi blog!

Archive