13 jul. 2014

Reseña: La lluvia en tu habitación - Paola Predicatori

NombreLa lluvia en tu habitación (Il mio inverno a Zerolandia) 
Autor: Paola Predicatori - Italiana
N° de páginas: 220
Sinopsis de la contraportada: 
"A sus diecisiete años, Alessandra ha vivido una de las experiencias más dolorosas: el cáncer se ha llevado a su madre y ahora se encuentra entre la aceptación de una pérdida insoportable y un agudo sentimiento de abandono. Al reincorporarse a la escuela, en un impulso se sienta en el último pupitre junto a Gabriele, ese chico al que todos los alumnos llaman Cero: cero palabras, cero estilo, cero notas. Un tipo silencioso, solitario e ignorado por todos, el gran perdedor de la clase, aunque él no parece darse por aludido. Alessandra se convierte así en la nueva habitante de Cerolandia, el país de la nada, de las sombras, del olvido. Cero acoge a Alessandra con una indiferencia que ella agradece, aunque, poco a poco, esa indiferencia va suscitando en ella una curiosidad tan irresistible como insidiosa, pues interfiere en su dolor y llama a la puerta de su obstinada soledad. 
Cero es, por supuesto, más interesante de lo que parece, con su eterno mutismo, sus repetidas e inoportunas ausencias y un notable talento para el dibujo. Así, inesperadamente, el vínculo que se crea entre los dos, un extraño pacto tácito de amistad, va más allá de la atracción romántica y, para Alessandra, el primer invierno sin su madre cobra una nueva perspectiva que le devuelve las ganas de vivir."

Primer y Último párrafo del libro:
Primero:
"Aún recuerdo el día que me pillaron robando. Tendría ocho, quizá nueve años, y era uno de esos supermercados pequeños, de barrio, en que se ven todos los pasillos desde la caja."
Último:
"Entonces éramos inmortales. La vida nos parecía tanta...
Sentía el sol en la cara y oía el viento y tus palabras, y era lo único que importaba."

Trozos varios y sin importancia:
Pág 67: "Me sonríe. Con las manos metidas en los bolsillos de la cazadora, mira sin parar alrededor; probablemente también se siente cohibido. Pero no tanto como yo, en cualquier caso."
Pág 123: "Mi abuela tenía un primo pintor que, aunque jamás hizo nada importante, gozaba de gran reputación en su pueblo. Franco, que así se llamaba, era el Pintor."
Pág 192: "-¿Te has enterado? -me pregunta señalando con la cabeza el sitio vacío a mi lado.
-¿De qué?
-Pues que ayer, mientras salíamos, Giovanni empujó a Cero por la escalera."

Opinión: Hace ya bastante tiempo que no leía un libro del que no sabía muy bien que pensar. Hoy me desperté a las cuatro de la mañana y como no tenía nada de sueño decidí terminármelo; las últimas páginas hicieron que mis ojos ardieran y se humedecieran, pero honestamente, en la parte del pecho donde se supone que va mi corazón no sentía absolutamente nada.
La historia nos lleva de la mano de Alessandra, una chica común de un instituto italiano para gente con dinero; conduce una Vespa -al igual que la mayoría de sus compañeros-, viste ropa de marca y sus preocupaciones son las fiestas y los chicos, eso hasta que su madre contrae un cáncer y comienza a morir lentamente. El libro comienza allí, con Ale contándonos cómo murió su madre, el centro de su vida, y la verdad es que ese primer capitulo es bastante triste y abre el libro con broche de oro. Luego de lo que ha pasado, Ale decide que no puede seguir con su vida así como estaba y decide condenarse a sí misma a la soledad sentándose con el más marginado de todos los marginados: Cero. 
Desde ese punto vemos como la vida de Ale va cambiando mientras va siendo absorbida por lo que ella llama Cerolandia (de ahí el verdadero titulo del libro) y de como su humor y sus circunstancias se van transformando de forma definitiva.
Ahora bien, Alessandra es un personaje que no me ha gustado para nada, es muy indecisa y siento que juega con sus sentimientos y con los de los demás, sobretodo con los de Gabriele (el verdadero nombre de Cero, no sé si lo mencioné antes). A medida que él y ella se van conociendo, Ale le va dando señales equivocas; quiere estar con él y luego no quiere, le importa y luego no, lo necesita y luego sale con otro. Vale, sé que acaba de pasar por una experiencia traumática y no voy a decir que la entiendo, porque no es así, pero la misma Alessandra dice en un momento del libro que todos tienen sus propios problemas, pero eso no te da derecho a comportarte como un idiota con los demás, y me parece molesto que no se atenga a sus propias reglas. Por otro lado, Gabriele -o Cero, como quieran llamarle- es un personaje que siento muy superficial y que pudo haber sido mucho más de lo que fue. Un chico con una historia complicada, de los barrios bajos en una escuela con mucha gente rica, un chico con una familia con problemas y un talento extraordinario para el dibujo, un chico que nunca habló con nadie y que desaparece por periodos. Siento que esos son elementos que podrían haber sido mucho más explotados, que podrían haber dado como resultado un personaje increíble, con un trasfondo que llegara al corazón, pero todo queda en la historia superficial, porque Alessandra, nuestra narradora, nunca se arriesga a ver lo que hay detrás de la muralla de Gabriele. 
De todas formas, no todo son quejas. El libro tiene una atmósfera muy agradable, dan ganas de saber lo que va a pasarle a Alessandra a continuación, dan ganas de saber más de Gabriele, dan ganas desesperadas de un beso. Es como cuando ves una película y casi te lanzas sobre la pantalla porque necesitas que ocurran cosas; te mantiene atento. Además, es muy rápido de leer y resulta entretenido, es solo que no hay que tener demasiadas pretensiones o acabas decepcionado. 
Lo que me pasó a mi personalmente es que el libro tiene la pinta de ser muy profundo y reflexivo y la verdad es que sólo se queda en el intento de serlo. Pero si no lo agarras para leerlo con esa intención y es solo para pasar una tarde, está bastante bien.

Puntuación:

Y bueno ¿alguien lo ha leído? ¿opiniones contrarias a la mía o están de acuerdo? Nos leemos en los comentarios  ^^
Saludos!

4 comentarios:

Ailin Galante dijo...

Bueno, a mi qué me encantan los libros reflexivos esto me decepciona bastante (cómo me pasocon bBlanca como la nieve, roja como la sangre) Y odio con todo mi ser a las protagonistas indecisas y testarudas así que no, gracias.
Aunque por otro lado, llegará un día en el que se corte la luz y no tenga nada qué leer y quiera algo de lo que no me quiera encariñar mucho. Ese día este libro va a estar esperándome así qué gracias por la reseña n.n

Pal dijo...

Leí una reseña de este libro hacr muuuucho tiempo y la verdad me llamó mucho la atención, pero ahora que dices esos pequeños defectitos bajaré un poco mis expectativas :)

Saludos!

Solcito dijo...

Hola Abbie!!!
Que mal que no te gustó tanto el libro,es horrible cuando un libro no cumple con tus expectativas. Capaz no supieron desarrollar el verdadero potencial de la historia.
Espero que tengas más suerte con tu próxima lectura y que te guste mucho :)
Un beso grande!!
Love you!

Mela VS dijo...

Es mi libro favorito. Lo he leído muchísimas veces y jamás me canso. Me gusta porque me identifico mucho con Alessandra y con Gabriele. Aunque debo decir que el final es muy frustrante.

Archive

Subscribe

Flickr