2 ene. 2013

MItchmale #3


Hi hi hi (: Creo, no estoy segura, que esta es la primera entrada del año :3 No tengo mucho que decir ni nada... terminé The Perks (por segunda vez) y creo que mañana les traigo la reseña (: También empecé Una Vacante Imprevista, apenas llevo 2 páginas xd pero fueron unas buenas 2 páginas jajaja.
Ayer fue un día horrible, y hoy mi psicologa no estaba porque se rompió la pierna... y cambiaron a mi psiquiatra... no sé que voy a hacer sin ellos, es como si necesitara demasiado la terapia y ahora no voy a tenerla y askdhadasd es terrible... no sé por qué les cuento esto... supongo que necesitaba decírselo a alguien. 
Sola
Lauren estaba tirada en su cama mirando el techo, esperando que su último día de castigo acabara. Como lo había supuesto su llegada a casa había desatado un verdadero escándalo, su madre no dio muestra alguna de haber estado preocupada –aunque Lauren estaba decidida a creer que si lo estaba, pero que no quería demostrarlo– y después de reprocharle su retraso por largo rato la mandó a encerrarse todo el fin de semana en su habitación como castigo.
Eran las cuatro de la mañana, Lauren sabia que debía intentar volverse a dormir, pero realmente no quería hacerlo, tan solo quería que el reloj marcara las 7 para poder irse a la escuela, donde podía estar realmente sola pero sin sentirse atrapada.
No podía dejar de pensar en la chica y en como sus ojos brillaban casi malignamente.
-Es anti-natural –se dijo.
Alguien tocó la puerta.
-¿Quién es?
-Julian -conestó una voz del otro lado de la puerta.
-Vete
-Vamos, soy tu hermano -insistió
-Idiota -refunfuñó Lauren para si misma, y luego volvió a agregar en voz alta- ¡dije que te fueras!
Lauren no podía creer que estuviera emparentada con semejante imbécil, Julian era presumido, engreído, de mente moldeable y vacía, y muy apuesto, aunque no se parecía en nada a Lauren, que también era bonita. El chico tenía el pelo castaño y hermosos ojos color avellana, la piel algo tostada, un buen porte y una sonrisa encantadora, que era lo único que compartía con su hermana. La chica en cambio, era pálida, de cabellos rubios como el oro y ojos grises y profundos, era alta y delgada y andaba siempre con una sonrisa en el rostro. Cualquiera hubiera creído que su vida era fácil, dado la posición que tenía, pero en realidad Lauren lo pasaba terriblemente mal; en su casa no era bien recibida, su padre la ignoraba, su hermano se burlaba de ella siempre que encontraba la ocasión y su madre la reprendía por todo cuanto hacía, aún cuando se esforzaba por tener un comportamiento excelente, cuidar su aspecto y tener buenas calificaciones. Su hermano estudiaba en casa, con profesores que le enseñaban de historia, ciencias, matemáticas, y lenguas, aunque también le enseñaban a cabalgar, disparar con arco y a manejar la espada. En cambio a ella la enviaban a la escuela, la mejor del pueblo, pero aún así no era tratada igual que su hermano. Ella suponía que era por ser la menor, aunque no entendía porque sus padres tenían una preferencia tan grande por su hermano.
La alarma sonó, ¡por fin podría abandonar su hogar para ir a la escuela! No es que le encantara estudiar ni nada de eso, simplemente adoraba estar lejos de todo y de todos, en la escuela todos la ignoraban y ella hacía su tanto, leía todo el día o dibujaba en su cuaderno, atendía a las clases y almorzaba sola en el comedor. La gente no sabía quién era y por eso nadie la trataba como era debido, pero ella lo prefería así. Si lo hubieran sabido todos se la llevarían en complacerla y jamás la dejarían en paz.
Sara, entró por la puerta en ese preciso momento para ayudarla con su uniforme y peinado. La criada era la única persona con la que se llevaba bien dentro del palacio, pues era la única que la dejaba fantasear en paz con hadas y duendes y era también la única que la trataba con afecto. Además de ella, estaba Madame Nit, la dueña de una tienda en el centro de la ciudad que vendía jabones, burbujas, velas y cremas en forma de pociones de bruja. Madame Nit siempre la trató bien, y a Lauren le encantaba su tienda. A veces, cuando estaba muy furiosa, la chica deseaba que ella fuese su madre, aunque al rato se arrepentía de ello y se decía que debía respetar y querer a la que de verdad era su madre, por mucho que a ratos no le gustara.
Mientras tomaba un vaso de leche tibia con unas tostadas, Lauren decidió saltarse las clases de la tarde e ir a saludar a Madame Nit. Pensó que quizás no era buena idea saltárselas, pero no tenía tiempo para ir después de clases y no podía arriesgarse a llegar tarde otra vez.

No sé que pensar sobre este capítulo, de hecho, el título no me convence demasiado pero no se me ocurría algo mejor xd No sé que piensan ustedes... sé que a veces va un poco lento, pero si quiero que dure un largo tiempo no puedo hacer que pasen cosas todos los capítulos xd 
Besoos.
Abbie

5 comentarios:

Ghaaby Captor dijo...

vas bien calma....
asi son todos 1ero van hay poco a poco
y despues estan que la mano le duele porke las ideas son buenisimas jajaja

XD

Maii dijo...

Hi :)

The Perks /SOBS/

Está bien el capítulo y su título :) Ya veremos que passa en el próximo, esa Madame Nit parece sospechosa (?)

Besos :3

Ana Arcia dijo...

Hace tanto tiempo que no leo sobre esto que ya estoy un poco perdida.
Por cierto,te dejé un premio: http://queridoangeldelamuerte.blogspot.com/2013/01/cause-we-are-lovely.html

Ahí sabrás lo que digo sobre perks :c
Besazos.

Mar dijo...

Tengo la sensación de que Madame Nit(por cierto,amo su nombre;) va a ser importante,que no es la persona que creemos o algo:O
Pobre chica,la entiendo un poco.Mi hermano,aunque es más chico que yo es muy muy sociable y simpático y siempre que conocemos a alguien despierta su simpatía.
Besos:)

Solcitohh dijo...

Para mi le va bien el título!
Que mal que hagan tantas diferencias,pero por lo menos tiene a su criada que la trata bien y a Madame Nit! (que por cierto quiero saber más sobre ella! porque no se si confiar o no con eso de que venda cosas con forma de pociones de bruja me da sospecha!)
Besitos!

Archive