19 sept. 2012

Self harm

¿Por qué es tan adictivo? Ni siquiera puedo terminar de comprender porque lo necesito tanto, si antes vivía perfectamente sin eso. Antes incluso pensaba que jamás podría hacerme algo así a mi misma. Una vez, en biología, el profesor pidió que una persona por grupo se pinchara el dedo y que usáramos esa gota de sangre para estudiarla en el microscopio. En mi grupo nadie quería hacerlo, así que me ofrecí, pero al final no pude, no me atrevía, y solté un comentario del tipo “Perdón, pero no puedo hacerme daño a mi misma, ni siquiera si es por un trabajo.” Ja. Que irónico. Ahora no pienso más que en ello, y me cuesta permanecer un día sin hacerme sangrar, y es mucho más que una gota. Quiero detenerme, pero no puedo, y eso me lleva a preguntarme si de verdad quiero, o solo estoy diciéndome a mi misma que quiero pero en realidad lo disfruto. No lo sé, ni siquiera yo me entiendo. No voy a negar que algo de placentero tiene, pero creo que no lo vale. No vale la desesperación de mis papás, no vale la impotencia de mis amigos y las personas que me quieren; no es justo que todos ellos sufran por mi culpa, no es justo que estén siempre preocupados por mi. ¿Pero qué puedo hacer? ¿Parar? Claramente no está dando resultados rápidos. La verdad creo que si me estoy deteniendo, pero es lento y tengo recaídas, y las recaídas son fuertes, porque me abstuve mucho tiempo y las ganas no se van. Esto va a ponerse un poco retorcido, y lo digo más por escribirlo que para que lo lean, así que si no quieren leer lo que está adentro de esta mente podrida, son libres de no hacerlo. Pasar la navaja sobre mi piel me tranquiliza, y es porque puedo perder el control por unos segundos. Me explico (porque de seguro suena raro); estoy todo el día con mi papá y tengo que comportarme bien porque estamos en su trabajo, eso quiere decir que cuando me dan crisis de angustia o tengo alucinaciones tengo que disimular muy bien lo que me está pasando porque no puedo molestarlo, no sería justo. Luego en mi casa tengo que mantenerme igual porque no quiero que mis papás se preocupen por mi, y no quiero asustar a mi hermano. Ni siquiera puedo perder el control en mi pieza, porque no tengo permitido cerrar la puerta y los pensamientos paranoicos sobre que estoy constantemente siendo vigilada no ayudan  mucho que digamos. ¿Entonces? El único momento en el que puedo perder el control es cortándome, y se siente tan… ¿liberador? (ni siquiera estoy segura de que esa palabra exista, mi memoria está hecha un lío) Es una sensación extraña, llena de culpa, desesperación, libertad, tristeza y alivio. En ese momento lo único que importa es la navaja revoloteando sobre tu piel, cortando sin orden y sin control, dejando marcas sangrantes y visibles, solo importa el dolor y el castigo, porque siento que lo merezco. En realidad, si no afectara a quienes me quieren, no le vería el problema. Y sí, sé que eso está mal, pero no puedo evitarlo. Para mí mis brazos ya no son más míos, son simplemente cosas muertas que cuelgan a los lados y que están ahí para ser escondidos y castigados. Dicen que no sirve si te detienes por otros, que tienes que detenerte por ti. Pero ¿y si no me importo? A mí me trae prácticamente sin cuidado lo que me pase, no me tengo mucha estima que digamos. La única razón por la que no me corto más seguido y más profundo es porque hay gente allí afuera a la que le importa, y peor aún, a la que le duele. Pero ni siquiera pensando eso puedo detenerme por completo, dios, no entiendo que me pasa. Sólo sé que gasto casi cada minuto de mi vida pensando en castigarme, pensando en hacerme sangrar. Les juro que estoy obsesionada con la sangre y las marcas. Cuando las cicatrices empiezan a desaparecer me enojo, me pongo como loca, siento que necesito hacer más urgentemente. Y si dejan de doler, me pasa lo mismo. Muchas veces corto sobre cortes que aún no están curados del todo, y me da igual. El otro día me hice 45 cortes en los brazos, a los dos días, me hice 15 más. Si, son 60 en 3 días, sin contar los 4 de los dedos y los diez de las piernas. En realidad en su momento me asusté, porque cuando corté 45 veces estaba demasiado descontrolada, nunca había perdido el dominio de esa forma, y lo estoy perdiendo cada vez más. Siento que ya nada me importa, en ese momento, cuando lo estoy haciendo, no puedo pensar en nadie, ni siquiera en mi. No puedo pensar en nada aparte de destruirme a mi misma. Y temo terminar en un hospital psiquiátrico, y lo peor es que es algo que veo posible, no es un temor sin razón. Dios, me siento como una enferma. Y lo peor, es que soy una enferma, pero no quiero aceptarlo. No estoy dispuesta a aceptarlo aún.
Igual, no se preocupen por mi; no estoy triste ni nada de eso, simplemente quería desahogarme. Perdón si las hice leer cosas incómodas.
Besos
Abbie
P.D: A la noche me paso por sus preciosos blogs (: ahora tengo que ordenar mi closet (armario, whatever) -.-

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace uno cuantos años pasé por algo así, también me cortaba y me empezaron a medicar y todo eso... se que no puedo entender completamente por lo que estas pasando, ya que las experiencias que has tenido son sólo tuyas, pero créeme que recuerdo esa sensación liberadora y el sentir que no se puede parar
te digo algo? si se puede! si encuentras en una parte de tu corazón algo que dice, ey! quiero tener mas momentos felices, encontraras respuestas.
Se que te gusta leer, asi que te recomiendo un libro que me ayudó mucho, quizas no todo en él te haga sentido, pero estoy segura que habrán cosas que si. Habla de como funciona la mente y como nos entrampamos en ella
En esos años en los que estuve muy mal siempre tenía esa sensación, estar presa en mi cabeza...
ojalá te animes a leerlo :)
no nos conocemos, pero te mando un abrazo a la distancia y de verdad deseo encuentres respuestas
ps. el libro de llama "El poder del ahora" de Eckart Tolle, te dejo el link del ebook: http://s328596023.mialojamiento.es/IMG/pdf/Tolle_Eckhart-El_Poder_del_Ahora.pdf

Mari dijo...

Mmm por gente como tu es por lo que estudio Psicología pero no diré nada porque ( ahora mismo solo soy una persona normal como tu con que no creo poderte ayudar mucho ) pero te diré que aunque tu relato este basado en echos reales ( as pensado en escribir algo, me resulto ameno leerte y eso que es un buen tocho nose es una idea )

Guillermo Sánchez (El del manicomio vecino) dijo...

Te importa lo que te pase, porque si no fuese así: Las cortaduras serían elaboradas de otra manera y hasta más profundas ocasionando un desenlace nada agradable de ver.
Por una parte creo que justificas todo con las personas que te quieren y por ellas encuentras un límite, pero por otro te importas a ti misma lo suficiente, sin mencionar que tienes miedo de hacerlo, como para no suicidarte. Es normal, en el fondo siempre hay algún tipo de esperanza...
En todo caso el dolor se vuelve una adicción y la auto compasión desaparece.
O te detienes - Ya que es absurdamente inútil - o continuas, pero por continuar no hallarás una salida, ni un desahogo, sino cavar más hondo tu propio fondo.

Saludos, Abbie y está en ti recuperarte si así lo quieres ^^.

Jessie Wayland dijo...

¡Cristo bendito! Nubecita :S
No puedo y no quiero creer lo que estoy leyendo, no puede ser linda, tu de todas la personas más hermosas y preciosas que he conocido, este pasando por este me duele mucho, se que esto no te hará sentir mejor, no me imagino que podría hacerte sentir mejor, pero quiero que sepas que a pesar de no conocerte personalmente y no ser amigas desde hace tanto tiempo, quiero que sepas que me importas mucho y porque me importas, me preocupo por ti y me duele lo que estas haciendo, se que esta mal y tu sabes que esta mal, pero ese es un proceso que tendrás que superar por ti misma, ya que si no lo haces... honestamente me aterra solo pensarlo. No soy nadie para pedirte nada, pero te suplico que lo superes Abbie, eres una persona valiosa y hermosa que no debería pasar por esto, ni tu ni nadie, así que sigue adelante, no será fácil, estas cosas nunca lo son, pero tengo la seguridad y confianza que tu podrás con eso. Al igual que tu he tenido mis momentos oscuros, nunca he llegado a realizar algo así, pero se que lo único que necesitas con desesperación es una salida, pero esa NO es tu salida linda. Aquí me tienes para cuando me necesites, para lo que sea ni siquiera lo pienses :3
Te quiero mucho Abbie, animo hermosa.
Besoss

Arila dijo...

Me ha puesto muy triste leer esto. Se nota que lo estás pasando mal y espero que puedas superarlo muy pronto. Pide ayuda si es necesario. Piensa que hay muchas personas que te aprecian, nosotros los blogueros incluidos desde la distancia, y queremos que nos cuentes que te has recuperado y eres feliz. Hay que subir esa autoestima :)
Por cierto, como te han dicho arriba eres buena escribiendo, ¿quizá tener un hobby como escribir te pueda ayudar?
¡Un beso guapa!

Violeta dijo...

Estoy muy preocupada por ti Abbie. Si te sirve de consuelo piensa en los momentos felices y en las personas que te quieren.

Sigue adelante y recupérate y sigue adelante! Tu eres una gran persona y lo vales mucho!!

Mucho ánimo guapísima! Muchos besos y arriba ese ánimo!!!!

Maii dijo...

Hey darling :/

Va a ser muy duro, pero yo sé que eventualmente lo vas a poder superar y vas a poder seguir con tu vida.

Just keep fighting honey, someday the 'tomorrow will be better' will become true c:

Love ya♥

AtomicKitten dijo...

Lo que Guille dijo. Es inútil.
No me voy a explayar porque ya lo hablamos largo y tendido y si querés seguir(hablándolo, digo), al menos conmigo este no es el medio.
Pero sí voy a recalcar que entre todas las cosas que es (autodestructivo, también destructivo a secas, odioso, peligroso *keeps going forever*), sobre todo, es inútil. Se, te sentís bien por un rato. Y? Dejás de sentirte vacía? NI SIQUIERA intentes decirme que sí porque sé que no es cierto. Si lo fuera ya habrías parado.
Ya. Eso.

Mar dijo...

Ya había leído la entrada hace unos días y no comente,simplemente porque no sabía que escribir.Y bueno,ahora tampoco se.Todo lo que puedo es decir lo que siempre digo,yo y otras personas.Ya sabes que lo que haces no te ayuda en nada,que te hace mal.Pero estoy segura que va a ser muuy difícil que dejes de cortarte,por lo que veo es algo adictivo.Pero tampoco me gusta que estes todo el día vigilada,así cualquiera buscaría una manera de sentirse libre.
Bueno,eso.Besos:)

Luna dijo...

Eh, eh, mi niña, tienes que dejar de castigarte, tú no tienes culpa de nada ¿vale?
Lo que está pasando es difícil, mucho, pero tú puedes, sé que puedes salir adelante.
Estás centrando mal tu vida y tus padres también, quizá.
Mi cielito, no puedes pasar el resto de tu vida fingiendo y luego cortándote. No estás enferma, solo necesitas ayuda.
Deja de intentar hacerlo todo sola, esto está llegando muy lejos.
Sé que no quieres preocuparles, pero tienes que contarles, cariño, tienes que decirles a tus padres como te sientes. Ellos te ayudarán, un buen psiquiatra puede acabar con esto, créeme.
Si tienes un ataque, no intentes controlarlo, díselo a tu padre. Verás como te sientes mejor con su ayuda. En serio, si quieres ahorrarles dolor a tus padres, no finjas, díselo y acaba con esto. Hazlo por ti, por ellos, por mí. Te necesito, Abbie, pero te necesito bien. No dejes que acaben contigo, demuéstrale a la vida que tú eres más fuerte.

Archive