27 mar. 2012

Martes de relato #14

๑ Todos los martes subiré un relato original.
 En los comentarios, las personas que quieran pueden decir un tema para mi siguiente relato, pueden pedirlo con todos los detalles que quieran, por ejemplo:
 "Abbie, quisiera que hicieras un relato sobre una princesa y su dragon, blah blah"
(Si te da verguenza hacerlo publicamente mandame un mail)
๑ Si más de una persona pidió tema, pondré imediatamente una encuesta y las personas podrán votar por el tema que más les guste (:


Hola hola, veo que la última entrada dio mucho de que hablar, me alegra saber que todos ustedes son de mente abierta, me hace quererlos y respetar sus opiniones todavía más :) Quería contarles que las cosas con Artie andan mejor, aún no solucionadas del todo pero al menos ya no me siento desesperada ni nada por el estilo, y debo de decir que es en parte gracias a todo lo que me han apoyado ^^ Bien, vamos al relato que tampoco hay tanto de que hablar. Ah si, antes de que se me olvide, ¿alguien sabe si harán pronto el cast de Alec para la película de CdS? Me consume la duda xd Ahora si, al relato.
Incorpórea 

-Nadie me nota -le dije a Lucy después de que un grupo de chicas pasara por nuestro lado.
-Por supuesto que te notan -me respondió ella como evadiéndome-, ¿por qué no iban a hacerlo?
-No sé -respondí- y las pocas veces que me miran lo hacen de manera extraña...
-Estás siendo paranoica.
El ensordecedor timbre de la campana que anuncia las clases llenó el ambiente y cuando miré a Lucy vi que se sentía realmente salvada por la campana. No le gustaba cuando comenzaba a tocar ese tema y no entendía por qué, la verdad nadie jamás me habló y con Lucy las personas sólo cruzaban escasas y muy necesarias palabras... ella también debía sentirse invisible, tal vez un poco menos que yo, pero era imposible que no lo sintiera. Las personas nos evitaban, siempre que entrabamos a una clase había dos puestos vacíos para nosotras, para que nadie tuviera que sentarse con alguna de nosotras... nos sentábamos juntas incluso cuando había que dar exámenes, eramos las únicas que no tenían que separar sus pupitres... creo que era porque yo no me movía de mi lugar y un profesor jamás me habló, ni siquiera para darme una orden o para entregarme una calificación, si hablaban de mi o querían decirme algo se lo decían a Lucy. Incluso comencé a preguntarme si tal vez no tenía una deformación o algo así que yo no hubiera notado porque no entendía que podía estar tan mal en mi para que todos me evitaran. Pero con Lucy todo era distinto, a ella los profesores le hablaban todo el tiempo y la felicitaban por sus buenas calificaciones... Lucy era simpática, bonita y agradable, jamás entendí porque nunca le gustó a nadie. A menudo la llamaban a unas oficinas a dónde yo no podía acompañarla, de todos modos la seguía y esperaba de pie afuera, pero no podía entrar con ella... 
-Susie, siéntate -me urgió Lucy mientras abría mi cuaderno y preparaba mis lapices-, ya llega la maestra.
Un grupo de chicos nos dirigió una mirada extrañada, quizá era porque si Lucy no me decía que hacer yo no hacía nada. Pero es porque siempre me he sentido perdida, siempre estoy pensando en otras cosas, entonces es ella quién me mantiene atenta. Quizá los otros niños no pueden entender eso.
La maestra hablaba sobre algo llamado "revolución industrial" pero ni yo ni Lucy prestábamos demasiada atención, eramos muy inteligentes para necesitar algo tan básico como eso, en algún momento de la clase la maestra mando a hacer una actividad en parejas y como es natural Lucy y yo nos acomodamos para trabajar juntas, pero la maestra se nos acercó.
-Lucy -dijo con un tono levemente irritado-, el trabajo es en parejas, no puedes hacerlo sola.
-Lo sé -replicó mi amiga, y agregó lo obvio-, lo haré con Susie.
La maestra evitó mirarme y tensó los músculos de la cara.
-No -le dijo en tono autoritario- lo harás con Melanie.
La aludida y yo nos pusimos pálidas, a ninguna le gustaba la idea. Por no hablar de Lucy que se puso como loca. A mi no me asignaron a nadie, nunca me asignan compañeros, creo que las maestras si piensan que puedo hacer las cosas por mi misma, pero no creo que importe demasiado porque de todas formas jamás revisan lo que hago, y si Lucy no me recuerda que debo trabajar simplemente no lo hago y me limito a mirar el reloj hasta que suena la campana y mi mejor amiga vuelve a mi lado. Y así pasaron los días, día tras día, semana tras semana... siempre se repetían las mismas situaciones, pero por más que intentaban separarnos a mi y a Lucy nadie lo conseguía, eramos una y siempre lo seríamos. Incluso cuando Lucy enfermó gravemente yo también caí enferma. Todo empezó cuando Lucy volvió a ir a un doctor al cual tampoco me permitían entrar. Cada vez que salía de esa oficina en compañía de sus padres ellos estaban llorando y en el auto se dedicaban a gritarle a Lucy que ya no podía ser amiga mía, e incluso me gritaban a mi -sin mirarme por supuesto- que la dejara en paz, que sólo le hacía daño... ¿Pero cómo iba a hacerle daño? Si yo era la única que estaba con Lucy cuando no podía contener las lagrimas o la rabia, era la única que entendía lo apartada que se sentía... yo jamás le habría hecho daño. Las personas comenzaron a tratar a Lucy de manera distinta, eran más atentos con ella pero parecían también más nerviosos... Lucy y yo cada vez hablábamos menos en la escuela, pero ella me explicó que era para que no nos molestaran más y yo me resigné. Pero la verdad es que yo también la notaba extraña, más pálida, desanimada y cansada... cuando comenzaron a darle pastillas comenzó a mejorar. Yo también deseaba pastillas, porque estaba sufriendo desmayos repentinos, a veces habían días enteros que no lograba recordar... mi mente cada vez era más débil. A medida que Lucy se ponía mejor y recuperaba su color y su alegría yo me sentía peor... y no sólo mentalmente, si no también porque Lucy y yo nos alejamos. A ella comenzaron a hablarle en la escuela, a preguntarle como estaba y ella por su parte intentaba integrarse a los grupos, me evitaba... cuando lograba que cruzara una mirada con migo se limitaba a sonreír tímidamente y después de un tiempo no me dirigía la palabra. Seguíamos yendo juntas a todos lados, o yo la seguía a ella a todos lados. No sabía que hacer... me limitaba a existir, sin Lucy diciéndome que hacer no era nadie, además ella cada vez parecía quererme menos, era como si mi presencia le molestara y luego sin previo aviso me quería de nuevo. A veces no me hablaba por días y luego me quería como antes y pasábamos el rato y yo jamás me separé de su lado. La última vez que la vi salir de la oficina del médico ni siquiera me miró, pero más tarde en su habitación  me dijo que lo sentía, que ya no quería dejarme más de lado, que lo había hecho para complacer a sus padres y me pidió perdón por tomar las pastillas. Cuando le pregunté que tenían que ver esas pastillas con migo no me respondió y los ojos se le llenaron de lagrimas.
-Tenemos que irnos, Susie -me dijo con voz temblorosa-, aquí jamás nos dejaran en paz.
No tuve tiempo de responder. Sólo pude ver como Lucy se tragaba una botella repleta de cloro, y yo sabía para que se usaba el cloro...
-NOO! -grité- ¡LUCY NO ME DEJES!
-No te dejaré -me respondió con una extraña tranquilidad- nos iremos juntas. Lo siento Susie pero ya no lo soporto, jamás nos dejarán ser amigas. Y tu sabes porque.
¿Qué yo sabía por qué? ¿Acaso estaba bromeando? ¡Eso era lo que me había preguntado toda mi vida!. Quería abofetearla por ser tan estúpida, quería correr y decirle a sus padres que llamaran a una ambulancia, pero no pude. No pude porque mientras el corazón de Lucy se apagaba y su mente se volvía borrosa también lo hacia la mía. Mientras daba sus últimas bocanadas de aire yo me desvanecía. Y sólo un segundo antes de morir me di cuenta de que yo no era real, de que si nadie me prestaba atención era simplemente porque yo no existía... Lucy era esquizofrenia y yo una simple alucinación. Y nos fuimos juntas de este mundo, ella sin saber cual era la realidad y yo con la conciencia de ser nadie excepto la idea de alguien. Y toda mi vida era una mentira.

Fin.

Antes de que digan nada, creo que no logré recuperar el hilo. Si es que había hilo conductor... lo siento de veras. La verdad es que tengo la cabeza hecha un embrollo y ni siquiera puedo escribir con claridad (por no hablar de pensar). Espero que no haya sido taan desastroso. Dios si lo fue lamento haberles echo perder el tiempo de este modo xd
En fin, creo que voy a descansar...
Besos
Abbie

12 comentarios:

Alice dijo...

Guapi!! que acabo de leer tu comentario!! jajaja

En el sorteo, los dos pack ebooks son internacionales! Si no tienes ebook no pasa nada , porque te los mando en pdf para que los puedas leer. Se que te gustan mas lo libros en papel, pero es que quería ahcer algo internacional también para que pudieráis participar, y mi presupuesto no es muy alto que digamos!!XDD pero te aseguro que los libros son geniales!!! tienes las reseñas en mi blog!!

Después de contarte todo este rollo, jajja el correo donde te puedes apuntar es este: enelpaisdelasmaravillas.1@gmail.com!! jijij besotes

Maii dijo...

:'( Porqué escribís cosas tan tristes..
Igual estuvo lindo, pero triste.
Abbie! Me alegro mucho de que las cosas vayan mejorando con Artie! :)

Besos :3
P.D: Leíste mi rta en el análisis de la película? Porque te pregunto cosas :P

Maii dijo...

PDD: :O Ahora se te aparecen caritas xd :D

Lucas Fulgi dijo...

Está muy bueno... Me gustó sobretodo la primer parte (más o menos hasta que le dan las pastillas). Yo hubiera omitido la explicación del final, haría que ella tomase el cloro y Susi se desvaneciera y listo. Está bueno igual, me gusta.
Una pequeña corrección ortográfica... "conmigo" se escribe todo junto.

saludos

pdt: Estoy leyendo Harry 7 en inglés como me recomendaste... es una masa leerlo en el idioma original (y la edición está buenísima).

Abbie dijo...

Alice: Aaaaw que considerada eres! :3 Dios muchisimas gracias :D

Maii: Buu no quería que fuera triste, pero supongo que mi animo influye xd Voy ahora a ver la respuesta. De verdad salen las caritas? Porque soy la única que no las ve? Creí que había fallado en ponerlas :/

Lucas: Damn, se me debe haber pasado, muchas gracias por decirme que o si no no me fijaba! Estás leyendo Deathly Hallows? :3 Te dije que era genial :3

Jessie Wayland dijo...

Hola Abbie
:O que historia tan triste, pero me gusto, es sorprendente hasta que punto no puede llevar nuestra mente, muy bueno. Sigue así ;)
Besoss :)

AtomicKitten dijo...

LO SABÍA!! LO SABÍA!!! Y cuando lo comprobé, me sentí poderosa (?) xD
Para mí no está mal que hayas explicado al final, porque si lo lee alguien que no tiene ni idea de enfermedades mentales se quedaría con un (?) justo encima de la cabeza xD
Y a mí tampoco me pareció triste. Es como que... son cosas que pasan xD

Ice dijo...

Me ha encantado *_* Escribes muy muy bien, y el relato es tan... original, porque a pesar de ser duro (sobretodo por ese final D: ) tiene una parte tierna, llegas a comprender a Lucy, porque ella no hace daño a nadie, su única intención era la de brindar amistad y apoyo a una persona que PARA ELLA era real.
El final es triste, no me gustan los finales tristes jummm D:, pero creo que éste era el ideal! Aunque no digo que Lucy tomara la decisión correcta, claro que siempre hay que seguir viviendo y luchando, pero la verdad es que era todo lo que Lucy podía ser. Debe de ser horrible que la gente desprecie algo que tú sientes real y que para ti es real, y que intenten constantemente hacerte olvidar a esa persona, simplemente porque ellos no la ven. Oír voces y tener que repetirte a ti mismo que todo es producto de tu mente y que no existen en realidad debe de ser muy díficil y doloroso a la vez.
Lo siento, me meto mucho en la historia xD.
Sigue escribiendo todos los martes, Abbie *_* Me encanta esta sección!

Violeta dijo...

Buen relato!! :D
Tienes un premio en mi blog!

Saludos :)

Abbie dijo...

Jessie: Primero que nada, hola :D y que apellido tan sexy, me pregunto si Abbie Lightwood me irá bien... mmmm xd Que bueno que te haya gustado el relato, lamento haber hecho que te sintieras triste :/

Attomic: Dios, eres una insufrible sabelotodo 88 Ok, no insufrible... pero si eres una sabelotodo xd Espera, a mi si me pareció triste pero no era mi intención, no puedo creer que no lo encontraras triste xdd

Ice: Jajaja me encanta que te embales comentando (: No sé, cuando yo alucinaba, sabía que alucinaba así que jamás pase por eso de que me negaran algo que yo creía real... simplemente me negaban algo que yo sabía que era mentira pero que de todas formas veía, en fin, cosas que pasan xd Me está entrando el animo así que probablemente vuelva a escribir todos los martes :D

Vi: Muchas graciaaas :3

AtomicKitten dijo...

O sea, no es que NO ES triste. Es que a mí me entristecen los finales descolocados, donde muere gente que NO tendría que morir. Pero en este caso tiene sentido, entonces no me entristeció xD

Abbie dijo...

Attomic: Aahhhh, eso lo explica todo xd

Archive