9 feb. 2012

Querido Muggle #11: San Mungo

Lamento haberme perdido ayer... ando algo desanimada, no conseguí pegar ojo en toda la noche, no sé que me pasa. Pero no hablemos de eso, les cuento, ayer tuve un día genial... ¡Salí a pasear en Yate! no se imaginen un yate gigante, no era poco más que una lancha grande, pero era decididamente genial. Me sentía tan acorde con el mar que por instante pensé que quizás Poseidon era mi padre y no Apolo (pero no se preocupen, descarté la idea!) Me dejaron sentarme en la proa (siempre olvido cual es la parte delantera, no me odien si me equivoqué) y de hecho me dejaron pararme ahí donde tu crees que nadie va a dejar que te pares, justo en la punta, muy a lo titanic. Y luego, en medio del mar, nos dejaron zambullirnos en el agua (heladisima, se me entumieron las piernas y no las podía mover) y bueno pues, lo pasé muy bien :3 Incluso comimos galletas en medio del mar (yummy!). Así que esa es la razón de mi ausencia (: Bien, a la carta del muggle. Hoy es un día que había estado esperando ^^


Querido Muggle:
Hola. Ya sé, Buttercup no se apareció ayer por tu casa. Lo siento, estaba ocupada con mi familia en un entretenimiento muggle. (Para que veas que también aprecio tu forma de vivir) Hoy te hablaré sobre el Hospital San Mungo de enfermedades y heridas mágicas. ¿También tenemos un hospital especial? Por supuesto que sí, imagínate el tremendo teatro que haría un mago despartido en medio de una clínica muggle... Ah si, despartirse es cuando no haces bien la aparicion (eso de ir de un lugar a otro, parecido a los polvos Flu) porque te desconcentraste y un pedazo de ti se separa de tu cuerpo (Si, es horrible). Y ahora entiendes por qué tenemos hospital aparte. Un día, el señor Weasley fue atacado por una serpiente mientras estaba de guardia en el Ministerio de Magia por orden de (valga la redundancia) la Orden del Fénix. El punto es que Arthur sale muy mal parado y va a parar al hospital. En eso, Harry, Ron y Hermione van a visitarlo, en una de esas visitas los chicos deciden ir a curiosear por ahí, y se encuentran con un chiflado, y con los padres de Neville. Y te juro que es uno de los momentos mas tristes de toda la saga, pero STOP. Antes tengo que explicarte quien es Neville y por qué sus padres están en San Mungo. 
Este es Neville. Un chico gordito, torpe, miedoso, poco hábil para las pociones. En fin, un chico que, para muchos, no prometía y pocos se explicaban como es que estaba en Gryffindor (yo no, siempre confié en el). En la Batalla de Hogwarts (e incluso antes), Neville demostró su valentía y lealtad hacía Harry. Así que es un héroe. Un héroe he dicho. El punto es que este chico vive con su abuela por que sus papás están internados: por locos. Así es, en los primeros tiempos de Quien-tu-sabes los mortifagos estaban reclutando gente como locos. Los Longbottom eran aurores, y fueron torturados (con una maldicion imperdonable claro) para conseguir información, pese a todo los Longbottom se negaron y fueron torturados hasta un nivel más allá de lo inhumano y perdieron la cordura... no reconocen a su hijo. Hay un escena preciosisima de Neville y sus padres en el Hospital San Mungo. No tengo de dónde sacar el fragmento, pero el punto es que la madre de Neville le da a su hijo un envoltorio de caramelo y su abuela le dice que lo bote, por que cada vez que van a visitarlos la madre le regala un envoltorio igual. Pero Neville lo guarda, para dejarlo junto a todos los otros envoltorios que le ha dado su madre en su vida... Dios, te puedo jurar que derramé un montón de lagrimas... jamás se me ocurrió pensar en lo difícil que era la vida de Neville. Dios, no creo que lo entiendas. Lo siento.
Tuya, Abbie.


Quería escribir una carta con fragmento y todo, pero no tengo mis libros aquí en la playa D: Lo siento, tampoco pude escribir más, es un momento que siempre logra sacarme lagrimas...
Besos,
Abbie

9 comentarios:

Magana3245 dijo...

Te quedo muy bien la cartaa Abbie, que disfrutes de la playaa.

Ana Arcia dijo...

Mientras pongas el sentimiento de lo que quieres dar a conocer, seguro que tu muggle amará la carta. No es necesario que le recites el libro entero (:

Neville es precioso. Divino y también este es uno de mis momentos favoritos allí. :3

Abbie dijo...

Maggie: Graciaaas

Ana: Tienes razón ^^ De verdad también te gusta? Fue tristisimo D:

AtomicKitten dijo...

Creo que yo también lloré, aunque no a mares xD Estaba rodeado por todo lo cómico de San Mungo y el ambiente no me dejó emocionarme lo suficiente.

Abbie dijo...

Jajaja tienes razón en eso de que tiene un ambiente comico :D Pero yo si lloré a mares... pero es que soy muy sensible :/

Maii dijo...

Hola Abbie!
Se me había pasado esta carta, tengo que estar más atenta (¬¬) xd

Que bueno que la estés pasando bien ^-^

Muy buena la carta ;)

Besos :3

Abbie dijo...

Maii: Jajajaja no importa ;) Que bueno que te haya gustado la carta ;D Espero que a mi muggle también le gusten :/

Aelin Taur dijo...

Está genial!!
Neville es uno de mis personajes favoritos!! junto con Luna y Ron,
es muy triste lo que le pasa pero tiene el corazón de un león!

Abbie dijo...

Siii! Dios ellos tres son mis personajes favoritos ^^

Archive